Translate

sábado, 28 de mayo de 2016

Sede de la primera Brigada de Bomberos Zapadores de la Ciudad de Valencia, 1857.


Sede de la primera Brigada de Bomberos Zapadores de la Ciudad de Valencia, 1857.

El 17 de octubre del año 1857 se fundó el Cuerpo Municipal de Bomberos de la Ciudad de Valencia, creándose primero el 10 de septiembre de 1848 la Sección de Bomberos Zapadores por la Mutua Contra Incendios, todo ello con el propósito de proteger las propiedades de los mutualistas.

El lugar donde se guardaba el material utilizado para combatir los incendios, se encontraba en un edificio sito en la llamada Plaza de La Figuereta, actualmente desaparecida e integrada en la Plaza de la Virgen (Plaza de La Mare de Deu), justo en la parte trasera de donde se ubicaban las antiguas Casas Consistoriales, hoy en día ocupadas por los jardines de la Generalitat.

En el edificio que a continuación os muestro, se encontraba la primera Brigada de Bomberos Zapadores donde se puede apreciar una placa conmemorativa del 150 aniversario de tal extremo.





 
  






viernes, 20 de mayo de 2016

La Reliquia del Brazo Izquierdo de San Vicente Mártir. Catedral de Valencia.


La Reliquia del Brazo Izquierdo de San Vicente Mártir. Catedral de Valencia.

San Vicente Mártir, nació en Huesca a mediados del siglo III. Abrazado por la fe cristiana, fue diácono de San Valero. Murió en el año 304 d.C tras ser torturado y martirizado por orden del gobernador Daciano, con motivo de la publicación de un edicto firmado por Emperador Diocleciano, por el que se obligaba a la población a la adoración del Emperador como si fuera un dios, persiguiendo de este modo a los cristianos. 

La Reliquia del Brazo de San Vicente Mártir, se conserva en una Capilla de la Catedral de Valencia, donde figura la siguiente inscripción: 

“San Vicente, diacono de Zaragoza, fue martirizado en Valencia hacia el año 304.

Su culto difundióse con rapidez en la Iglesia Universal y su figura fue tenida por la de “El Santo siendo el santo más representativo de España". Su basílica sepulcral, situada extramuros de la ciudad de Valencia, era muy visitada, pero durante la dominación musulmana, las sagradas reliquias del Santo desaparecieron, escondidas o dispersas.

Hacia el año 1104, el entonces Obispo de Valencia marchó en peregrinación a Tierra Santa y llevó consigo el brazo izquierdo de nuestro Santo Patrón.

Al dicho prelado le sobrevino inesperadamente la muerte en Bari (Italia) y allí quedaron sus despojos mortales y cuanto el llevaba en la valija.



Don Pedro Zampieri, de Vigonovo (Venecia) trajo de nuevo a Valencia el brazo de San Vicente y como último poseedor del mismo, lo regaló, junto con el artístico relicario que lo contiene a esta Santa Iglesia Catedral en el año 1970”.






domingo, 15 de mayo de 2016

El Edificio de Los Dragones 1901. Bien de Relevancia Local.



El Edificio de Los Dragones 1901. Bien de Relevancia Local.

Normalmente suelo centrarme en lugares de interés localizados en los barrios correspondientes a Ciutat Vella, pero en este caso nos alejaremos un poco más, llegando hasta la calle Sorní esquina con Jorge Juan, lo que denominaríamos primer ensanche de la ciudad de Valencia, donde podemos contemplar la denominada “Casa de los Dragones” siendo esta una peculiar vivienda que fue diseñada en 1901 por el arquitecto José Manuel Cortina Pérez del que se podría decir que era uno de los arquitectos valencianos que más ligados estaban al estilo modernista figurativo y fantástico.

Su construcción se llevó a cabo según marcaban las ordenanzas del año 1887, en las que se autorizaban las construcciones con un mínimo de dos plantas altas y un máximo de tres, por lo que aunque la construcción incluye un entresuelo, no se excedió del volumen máximo permitido.

Edificio sin lugar a dudas peculiar por la decoración de sus fachadas donde el autor supo plasmar un estilo diferente y personal, descrito como lo que podríamos denominar, estilo Medievalista Fantástico. 

En sus fachadas, son los dragones los objetos decorativos que predominan, así como elementos neogóticos, ornamentos florales, columnas, todos estos con un punto extravagante, al que debemos sumar la locomotora decorada con una estrella que representa el escudo de la Compañía de Ferrocarriles del Norte.













martes, 10 de mayo de 2016

Torre de San Bartolomé. S. XVII. Bien de Interés Cultural.


Torre de San Bartolomé. S. XVII. Bien de Interés Cultural.

En la calle Serranos, esquina con calle Concordia, nos encontramos con la única parte que se conserva de la antigua iglesia parroquial de San Bartolomé, su campanario. 

La iglesia era una de las más antiguas de la ciudad y su construcción tuvo lugar en 1239, tras la reconquista, siendo posteriormente reconstruida en el siglo XVII. 

De estilo barroco, tiene forma de planta cuadrada, estando dividida en tres cuerpos, que se diferencian a través de cornisas y molduras, siendo su parte inferior construida en sillería, mientras que la segunda parte o cuerpo está revestida por recuadros de cemento, datando al parecer tal revestimiento de principios del siglo XX, la última parte la forma el cuerpo destinado a la ubicación de las campanas y está realizado en ladrillo de cara vista, con aperturas mediante arcos de medio punto en cada lado. 

Antes de su estado actual culminaba la misma un cupulín construido en el  siglo XVIII, pero hoy en día ya no existe ya que a finales de la década de 1980 se demolería su remate superior y de no ser por la intervención de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, que mediante un informe solicitó la paralización de la demolición de la torre, hoy no podríamos contemplarla.